La Compagnie: conoce la aerolínea que sólo tiene clase ejecutiva

La Compagnie es una aerolínea francesa que sólo tiene disponible asientos de clase ejecutiva en sus aviones. Fundada en 2014 por Frantz Yvelin y Peter Luethi, opera vuelos entre París y Nueva York. Revisa los detalles sobre esta intrigante propuesta, y también sobre otras compañías que han ofrecido servicios similares en el pasado.

Historia de La Compagnie

La Compagnie («La Compañía») comenzó sus actividades en 2014 con un Boeing 757-200 (registro F-HTAG) en su flota. Su interior, sólo con clase ejecutiva, tenía 74 asientos que no se reclinaban completamente, sin pantallas táctiles (se ofrecían tablets), sin internet a bordo, sin socios de conexión y sin un programa de fidelidad. El futuro no parecía muy prometedor.

Su fundador, Frantz Yvelin, ya había creado una aerolínea boutique en 2006 (L’Avion), vendida en 2008 a British Airways. Así que fue una sorpresa cuando anunció que iba a crear otra compañía en la misma línea, ya que casi todas las otras apuestas en este modelo terminaron fallando.

Boeing 757-200 de La Compagnie

La nueva compañía llamó a Peter Luethi, un veterano de la industria de la aviación, para trabajar en Swissair y JET Airways. En ese momento, concedió una entrevista al blog estadounidense One Mile At a Time, donde explicó mejor la propuesta:

«No será la clase ejecutiva más lujosa, pero será el mejor precio». «Nuestro modelo es una combinación de precios bajos y una clase ejecutiva con un enfoque en la comodidad, la eficiencia y un avión más pequeño que ofrece más privacidad».

Interior del Boeing 757-200 de La Compagnie

De hecho, los precios iniciales fueron fantásticos: por sólo US$ 551 fue posible volar una ruta de ida entre París y Nueva York, o comprar dos boletos de ida y vuelta por US$ 2.014 ¡Y todo en clase ejecutiva!

Por supuesto, estos fueron precios promocionales, insostenibles a largo plazo. La idea del plan de negocios de la compañía era cobrar entre un 30 y un 50% menos que la clase ejecutiva de las principales aerolíneas.

En marzo de 2015, llegó un segundo Boeing 757-200 (registro F-HCIE) y se lanzó una segunda ruta, entre Nueva York y Londres (Luton), que fue de corta duración y se suspendió en septiembre de 2016.

En el mismo año, se fusionó con la compañía francesa de bajo costo XL, creando el Grupo XL Airways-La Compagnie, enfocado en ofrecer tarifas bajas tanto en economía como en negocios. En el proceso, Frantz Yvelin dejó la empresa.

La fusión no alteró los planes para operar una flota con solo clase ejecutiva y en 2017 anunció la adquisición de dos Airbus A321neo directamente del fabricante. El primer avión se entregó en junio de 2019 (registro F-HBUZ). El segundo avión (registro F-HNCO) llegó en septiembre del año pasado.

Airbus A321neo de La Compagnie

Los nuevos aviones, más modernos y eficientes, también trajeron un nuevo interior con 76 asientos totalmente reclinables, monitores de entretenimiento individuales de 15.6″ con controles de pantalla táctil e Internet a bordo (sin costo adicional).

Desde el comienzo de La Compagnie, las comidas a bordo han sido manejadas por el reconocido chef Christophe Langrée, del Hôtel Matignon en París. Desde Francia hasta Nueva York, se sirve un menú de 4 pasos con entrada, plato principal, queso y postre. En la dirección opuesta, debido a la hora, se sirven cenas y desayunos.

Justo cuando estaba con un producto competitivo y planeaba una segunda ruta directa entre Niza y Nueva York, se produjo la pandemia y las restricciones de viaje entre Estados Unidos y Europa. La Compagnie se vio obligada a detener las operaciones el 18 de marzo y espera reanudar sus vuelos en septiembre.

¿Cuál es el futuro de La Compagnie?

Cualquier presagio sobre el futuro de una aerolínea hoy es pura conjetura. Cuando se fundó La Compagnie, ya era una apuesta arriesgada en un modelo de negocio que muchos creían obsoleto y que tendría una vida corta.

Aun así, no solo sobrevivió 6 años, sino que también renovó recientemente su flota con dos Airbus A321neo. En condiciones normales, el futuro parecía bueno para la compañía francesa.

Pero con los aviones en tierra, los costos de arriendo son altos sin recibir ingresos. No se sabe cuáles son las reservas de efectivo de La Compagnie, y cuánto tiempo puede resistir el escenario de baja demanda que debería ocurrir durante el proceso de reactivación.

Sin una inyección de capital o ayuda del gobierno, puede que tenga que cerrar sus puertas. Espero que este no sea el final para La Compagnie.

Otras compañías aéreas All-business class

La Compagnie no fue la primera aerolínea en intentar el éxito con sólo aviones de clase ejecutiva. A principios de la década de 2000, el mundo estaba experimentando un período de prosperidad económica que alentó la creación de varias aerolíneas boutique.

MAXjet fue la primera de ellas, fundada en 2003 en Estados Unidos, con la idea de atraer a viajeros de negocios con precios más competitivos, obtenidos operando en aeropuertos secundarios como Luton y Stansted, en Londres. La idea no funcionó y se declaró en quiebra a fines de 2007.

Boeing 767 de MAXjet

Fundada por Dave Spurlock, Eos Airlines fue otra aerolínea estadounidense de clase ejecutiva que surgió en 2004 y comenzó a operar en 2005 con vuelos entre Nueva York y Londres (Stansted). Sucumbió poco después de MAXjet en abril de 2008.

Boeing 757 de EOS

Del otro lado del Atlántico, también han surgido iniciativas, como la británica Silverjet. Creada en 2004, pasó algunos años desarrollando el proyecto y recaudando capital para iniciar operaciones en 2007. Fue la única en ofrecer una terminal privada, en el aeropuerto de Luton de Londres, con una sala VIP exclusiva (Silver Lounge). Ofreció pasajes de Londres a Nueva York por un precio fijo (£ 999) e incluso ofreció vuelos entre Londres y Dubai. Cerró sus operaciones en mayo de 2008.

Boeing 767 de Silverjet

Otra iniciativa europea fue la francesa L’Avion, que apareció en 2006 y tuvo su primer vuelo el 3 de enero de 2007. Ofreció vuelos entre París y Nueva York (¿te suena familiar?). Su fundador fue Frantz Yvelin, el mismo que años después regresaría con La Compagnie. Estaba en una situación financiera precaria en 2008, cuando fue adquirida por Openskies, una subsidiaria de British Airways.

Boeing 757 de L’Avion

OpenSkies, que adquirió L’Avion, realizó su primer vuelo desde Nueva York a Londres en junio de 2008, utilizando un Boeing 757 transferido desde British Airways. Continuó volando aviones de clase empresarial hasta 2018, principalmente en la ruta entre Londres y Nueva York. Ese año cambió completamente su propósito, convirtiéndose en Level, una compañía de bajo costo del grupo IAG.

Boeing 757 de OpenSkies

¿Qué salió mal?

Inicialmente, la idea de una aerolínea sólo con clase ejecutiva parecía tener sentido, ya que las rutas entre París o Londres y Nueva York estaban congestionadas y llenas de pasajeros de negocios. Sin embargo, todos apostaron al mismo tiempo por un modelo muy difícil.

Las grandes empresas continuaron cerrando sus contratos de compra de vuelos para sus ejecutivos con las grandes aerolíneas. Además de practicar descuentos más agresivos, tienen una red de conexiones que te permite volar a más ciudades con sólo un pasaje.

El último golpe para las aerolíneas boutique fue el precio del barril de petróleo, que superó los US $ 100 en 2008 y la recesión económica de ese año que puso fin a gran parte de la demanda de boletos de clase ejecutiva.

¿Y tu ya conocías a La Compagnie? ¿O a alguien que haya volado con ella?

También te puede interesar:

¿Quieres saber todo sobre viajes en Chile y el mundo, además de promociones de vuelos, paquetes, millas y cruceros? Suscríbete aquí a Mejores Destinos Chile y recibe toda la información que necesitas.

Comparte esta nota en:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *