Nuevo defecto en el 737 MAX obliga a Boeing a paralizar la producción y detener la entrega de nuevas aeronaves.

Boeing otra vez enfrenta problemas. Un memorando interno informó que las entregas de aeronaves serán paralizadas por un nuevo inconveniente de fabricación.

Un proveedor sin identificar reportó que al menos dos remaches no fueron perforados de la manera correcta y esperada por el fabricante.

Ahora será tarea de Boeing reparar el error, lo que además significa parar la producción y suspender las entregas.

En total serían unas 50 unidades las afectadas. Y ya se ha informado que el proveedor sería Spirit AeroSystem, con un historial de trabajo negativo, y que es responsable del 70% de los componentes del 737.

Con información de Aviacionline

Comparte esta nota en:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *