¿Cómo es volar de Santiago a Ámsterdam en cabina Premium Comfort de KLM?

Viajar a Europa desde Chile puede parecer complicado debido a la lejanía que tenemos con el viejo continente, pero cada vez se presentan más opciones de vuelos con frecuencias diarias y variadas posibilidades de horarios. Encontré la mejor ruta al norte, y en este post te cuento la experiencia.

Decidí buscar rutas que me lleven al norte de Europa, pensando en partir un trip en Países Bajos, Reino Unido, Alemania o Francia. Fue ahí cuando surgió la idea de volar con KLM en la ruta Santiago – Ámsterdam, vía Buenos Aires, en la cabina Premium Comfort. ¡Vamos a ver!

Check-in KLM en Santiago

El vuelo tenía como horario de salida las 10.50 am de un sábado, así que me presenté en el Terminal 2 del Aeropuerto de Santiago a las 08.00 am. KLM atiende en los counters de la letra A, del 1 al 15, ingresando a mano derecha.

Con Premium Comfort se pueden llevar dos equipajes de mano, y dos equipajes de bodega de hasta 23 kgs. cada uno. En mi caso llevaba solo uno de mano y uno de bodega. Estaba todo muy expedito y no demoré más de 15 minutos en hacer la fila y despachar. También sirvió el que haya realizado el check-in online 30 horas antes del vuelo en la app de KLM. También se puede en la web, desde la sección check-in de KLM.

Pasé los controles de seguridad, que dependiendo del hoario las colas pueden ser un poco más extensas en Santiago, así que consideren unos 20 o 30 minutos ahí.

Salón VIP para Premium Comfort de KLM en Santiago

Con el ticket de Premium Comfort es posible acceder al recientemente inaugurado salón VIP de SKY Team, ubicado en el camino a las puertas de Embarque del Terminal 2, así que pasé por un café antes de embarcar.

Aproveché de trabajar unos minutos, y cuando miré la hora ya estaba cerca del embarque, así que me fui hasta la puerta E7, donde me tocaba subir.

Embarque KLM en Santiago

Al llegar pude hacer una de las filas preferentes, beneficio que también está incluido con Premium Comfort.

El embarque inició y finalizó a tiempo. Tuve que esperar unos 5 minutos en la fila, y ya estaba instalada en mi asiento.

Experiencia de vuelo

Al entrar al avión, un Boeing 787-9 de la línea Dreamliner, la cabina Premium Comfort es la primera ubicada justo a la derecha, una después de Premium Business. Tiene 21 asientos, y cada uno cuenta con un 22% más de espacio que las acomodaciones tradicionales de Economy.

El asiento tiene apoya piernas, reposa pies, se reclina mucho más que un asiento normal, además la pantalla es más grande, y cuenta con detalles como luz de noche para lectura, y ajustes eléctricos para reclinar el asiento.

La ruta de este vuelo está calculada en poco más de 16 horas, incluyendo una escala breve en Buenos Aires, donde todos deben bajar del avión con sus artículos personales. Sin embargo hay que caminar solo un par de metros en el Aeropuerto y volver a la puerta del mismo avión.

Salimos de Santiago a tiempo y en cuanto alcanzamos crucero, la tripulación se preparó para entregar la primera comida caliente, que se acompaña de un menú con opciones de carnes, pescados y platos vegetarianos. Para beber hay agua, jugos, bebidas gaseosas, carta de vinos y más. Todo muy completo y variado.

Escala en Buenos Aires

En menos de dos horas ya estábamos en Buenos Aires, y la escala viene perfecta para caminar unos minutos. Si viajas con bebés ideal para hacer muda, dar comida y comenzar a preparar el tramo largo que es justo a la hora de dormir, pensando en el horario de destino. Países Bajos tiene 5 horas más que Chile y Argentina.

La parada es de 90 minutos, pero entre el desembarque, la pasada por conexiones internacionales, y la llegada a la misma puerta, solo tienes que esperar unos 30 minutos antes de que comience nuevamente el embarque para partir directo a Ámsterdam.

Vuelo en Premium Comfort de Buenos Aires a Ámsterdam

Tanto la llegada como el embarque en Argentina fue muy en horario, así que despegamos a tiempo para el tramo final entre Buenos Aires y Ámsterdam.

Nuevamente alcanzamos crucero y la crew llegó con atenciones para el asiento. De partida cuando abordé tenía un plumón que se veía tentador para empezar a dormir, pero traté de aguantar el sueño lo que más pude.

Luego apareció el estuche de amenities, hecho con material reciclado y que tenía todo lo necesario para pasar una buena noche: cepillo de dientes, cápsulas de pasta dental, visera para los ojos, tapones de oídos, toallas húmedas y un lápiz. Además me ofrecieron bebidas, jugos, agua y frutos secos.

Unos 20 minutos después llegó la cena, con un menú tanto o más variado que el tramo anterior. Me decidí por lo mediterráneo, que traía incluso una tabla de quesos. ¡Una delicia todo!. Además al cierre me llegó un helado y un té, perfecto para ver una película y a dormir.

El entretenimiento a bordo de KLM tiene de lo que pidas: películas, series, programas de tv, juegos para adultos y niños, y además hay wifi que parte en el servicio gratuito para mensajes vía whatsapp, pasando por servicio pagado de una o más horas, e incluso un paquete que sirve para todo el vuelo.

Yo compré el pack de wifi todo el vuelo, y las primeras horas por clima tuve mala señal, pero terminando la cena ya alcancé mejor servicio, y pude incluso actualizar las stories destacadas de esta experiencia que están en la cuenta de Instagram de Tarjeta de Embarque.

Terminé una película, y buenas noches. No supe más hasta que me despertaron en la mañana para el desayuno. ¡Dormí perfecto! Asiento en Premium Comfort más que aprobado.

El desayuno estaba monumental. Yogurt, cereales, semillas, además de quesos, huevos, jamón, tomate, pan… ¡Una delicia todo! Perfecto para partir el día en Europa, que ya quedaba menos de una hora para llegar.

Nos acercábamos al aterrizaje, y en la pantalla del asiento aparecían las indicaciones. Porque así fue el viaje, lleno de detalles que marcan el buen servicio. La tripulación preocupada y amable todo el tiempo. Las comidas exquisitas y más que suficientes, las cartas variadas, y los amenities preciosos.

Fue una maravillosa experiencia. Vale la pena la opción de Premium Comfort, porque se transforma en parte de los altos recuerdos del viaje. ¡Recomendada 100%!

Pueden revisar una de las cuatro opciones de cabina, la frecuencia y horarios de vuelos, que tiene KLM entre Santiago y Ámsterdam, ingresando al sitio oficial de la aerolínea desde aquí.

Comparte esta nota en:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *