¿Cómo es el nuevo salón VIP de KLM en el Aeropuerto de Amsterdam?

Por Sandro Kurovski

A finales de 2019 KLM cumplió 100 años de existencia y como parte de las celebraciones, inauguró su nueva (¡y gigante!) Sala VIP en el Aeropuerto de Amsterdam. Un espacio de casi 7 mil metros cuadrados, dividido en 2 plantas, con capacidad para recibir hasta 1.500 personas.

Aproveché mi viaje por la capital de Holanda para visitar el Crown Lounge (y el Crown Room) y ver cuáles son las formas de acceso para que disfrutes cuando estés allí.

Considerada la casa de KLM, la nueva sala se encuentra entre las puertas E y F del Aeropuerto de Schiphol. Es desde estas puertas que salen vuelos internacionales fuera del área Schengen.

La entrada ya llama la atención por las paredes de vidrio decoradas con miles de casas de porcelana «Blue Delft». Desde la década de 1950, KLM ofrece estas miniaturas como un regalo exclusivo para los pasajeros de clase ejecutiva, y vienen llenas de ginebra holandesa. Lo curioso es que cada miniatura reproduce una verdadera casa holandesa; y cada año, en el aniversario de la compañía, se lanza una nueva casa. Se convirtieron en un objeto de colección muy codiciado.

Servicios

Justo en la entrada de la habitación ya pedí reservar una ducha. Me informan sobre los próximos horarios disponibles, hacieron la reserva y luego buscaron a uno de los asistentes personales en el área «Mar» de la sala para entregar la llave cuando llegue el momento.

Llegué al sector a las 7:00 am y estaba muy lleno.

En el primer piso hay dos islas para comer con opciones muy similares. ¡La variedad en el buffet es impresionante! En ese momento el menú era el desayuno.

Las zonas de salón son temáticas. Hay más espacios reservados para trabajar, salas para relajarse, área para comer (con barra Heineken). Además de sillones con vista al patio de aviones. La sala VIP de KLM ofrece Wi-Fi de alta velocidad, enchufes e incluso computadores con una impresora en caso de que necesite resolver algo urgente mientras esperas tu vuelo.

Incluso hay una tienda con productos exclusivos de KLM. Además de reposeras y una sala para fumadores.

La sala ofrece espacios privados para dormir, pero se pagan por separado. El período de 3 horas cuesta 49,50 euros y el período de 5 horas: 75 euros. Las casetas son de uso individual y no es posible pasar la noche ahí (ya que la sala cierra antes de las 22:00).

Es posible pagar estos servicios adicionales con las millas Flying Blue.

En el segundo piso está el Bluee Bar, que sirve algunos aperitivos y bebidas gratis. Pero la mayoría de las bebidas se pagan por separado.

En este piso también se encuentra el refinado Restaurante Blue, con platos firmados por un chef que aparece en la guía Michelin. (Todo pagado, independientemente del estado o clase de viaje).

Pero lo más destacado de este piso es la terraza abierta, que permite una vista privilegiada del patio y las pistas. En invierno está cerrado.

Hay casilleros para aquellos que no quieren llevar su equipaje de mano por el salón.

En los baños, no hay toallas de papel, sólo toallas individuales.

Tan pronto como terminé mi desayuno, me fui a la ducha. En el camino a la ducha hay una sala de entretenimiento con cabinas de realidad virtual que desafortunadamente no tuve tiempo de probar.

En la cabina de ducha hay un espejo iluminado, productos de baño Rituals, un taburete para sentarse o ponerse cosas y perchas para colgar la ropa. Me dieron una toalla grande muy suave.

Había un kit con un peine, navaja y gel de afeitar, cepillo de dientes, pasta de dientes y un gorro de ducha.

La ducha era genial y el agua estaba muy caliente.

No hay secador de pelo disponible en la cabina, pero se pueden solicitar asistentes personales con anticipación.

Una de las paredes está decorada con azulejos de Delft utilizados en el video de seguridad de KLM. En total, se usaron más de mil piezas para componer la animación StopMotion.

Hay un equipo de personal listo para reservar vuelos o resolver otros asuntos relacionados con su viaje.

Horario de Atención de la Sala VIP de KLM

La sala abre a las 4:45 a.m. y cierra después de la salida del último vuelo de KLM, que es alrededor de las 22:00.

¿Cómo acceder al salón VIP?

El acceso a la sala VIP de KLM está permitido para:

Pasajeros de clase ejecutiva;
Clientes Flying Blue Platinum y Gold, con acompañante,
Clientes SkyTeam Elite Plus con acompañante
Smile categoría de diamantes, si viajan en un vuelo de KLM.

La sala está realmente dirigida a clientes con mayor estatus en estos programas. Si no estás entre los favorecidos (que es mi caso), puedes comprar el acceso en la aplicación KLM, en el sitio web, en las máquinas de autoservicio en el aeropuerto o en la entrada del salón.

El valor variará entre 25 y 65 euros. Los miembros Flying Blue Explorer y Silver obtienen un descuento. Todavía no formaba parte del programa y me inscribí para convertirme en Explorer. Incluso con el descuento todavía tenía que pagar 58 euros.

El KLM Crown Lounge es, sin duda, un gran lugar para relajarse antes de abordar. Las reglas de acceso favorecen a los clientes más frecuentes de la compañía, pero el valor del acceso pagado vale la pena si vas a pasar mucho tiempo en el aeropuerto. Una opción interesante para quienes pasan por Amsterdam.

Comparte esta nota en:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *